Alfonso J. Paredes

Escritor, novelista y poeta

Alfonso J. Paredes

Escritor, novelista y poeta


"Y EN EL FONDO TE DIGO"

Alfonso j. Paredes

Con la ilusión y la esperanza de vivir una vida mejor, más apacible, con las personas a las que quiero, me decidí vivir en esta bella localidad de la provincia de Badajoz, Don Álvaro, en la que están inspirados muchos de los poemas y relatos que en este libro expongo. Los sentimientos que afloran en este libro son fruto de vivencias e ilusiones generadas en este maravilloso entorno. Con mis letras recorro un sin fin de sentimientos, lugares, situaciones, vivencias inexplicables que quizá alguna no esté ambientada en el lugar pero que son historias adaptadas que se podrían haber vivido en otra época y en otro lugar. Algunos de los relatos son historias contadas por vecinos.                                                                                                                                         Incorporo también algunos dibujos realizados por mis hijas que ilustran a la perfección esa mezcla de sentimientos, ideas y pensamientos que las letras me llevan a plasmar en este libro. Lo hago desde el amor, desde la sencillez, desde la ternura y la confianza de la inocencia, que es quizá el sentimiento más puro que puede existir. Con esta inocencia relato mis ilusiones a través de los poemas.                                                                                                          Incluyo también algunos poemas de la “Trilogía Agua, Aire, Vida y Otros Relatos”, por ser un referente a esta localidad, por su mención y por estar inspirados en estos bellos parajes, así como el Premio al mejor poema de 2016 en la edición de los premios a los mejores escritos de la Comunidad Internacional Hispana “Rincón de los Escritores”, en su edición de Julio de 2017. Así mismo incluyo el poema seleccionado en el III Concurso de Poesía “Versos Desde El Corazón” de Diversidad Literarias, en su edición de diciembre de 2017 y que forma parte de la Antología “Versos del Corazón III”.                                                                                                          Toda su gente, toda la localidad se merece la atención que les dispenso al dedicarles este libro, como he dicho, inspirados en Don Álvaro y en sus habitantes los “Alvarinos”, también llamados “Ajumaos”. Forman parte de mi vida y de mi tierra, Extremadura. Aunque yo no soy de nacimiento sí soy “Alvarino” de adopción, con todo lo que ello conlleva, sus buenos y malos momentos, la vida cotidiana y las relaciones interpersonales con los vecinos que, por regla general, es exquisita y acogedora. Es por ello que me decidí escribir este libro pensando en mi tierra, en mi casa y mi familia que están aquí, sin olvidar la influencia de mi tierra natal Cáceres de la que no me olvido.

 

Agradezco también la colaboración de Fina, la profesora de pintura de mis hijas, quien también me ha animado con los dibujos a los que ha enseñado a hacer a mis hijas y con el suyo propio que forma parte de la portada de este libro. Valoro también a los amigos de las redes sociales, a tantos y tantos poetas que me han enseñado y de los que he aprendido de este arte que es hacer música con las palabras. A Alejandro Poetry, Miguel Adame, Pablo Manrique Yebra, Paquita Pedrós Espinosa que tantas veces ha declamado mis versos. En general a mis amigos y seguidores de las redes sociales. En Particular a Maika Romero a la que estimo en gran medida y que, a pesar de las dificultades, pone gran entusiasmo y gran amor en recitar y hacer videos con mis poemas.                                                                        También quiero mencionar al recién creado Club de Lectura “Don Álvaro”, que desean leerme pronto estas líneas, las cuales les dedico también con amor.                                                                                          Mis largos paseos por estos campos, por el “Pozo de la Comunidad”, por “El Molino de la Aceña”, por los “Patos”, por la orilla del Guadiana, por el camino del “Cementerio” y por un sinfín de lugares; me han servido de inspiración para elaborar este poemario que espero que a todos les gusten o se sientan identificados en sus sentimientos, hechos desde mi corazón.


POR LAS VENAS DE MIS CALLES

"FUENTE DEL PILAR" DON ÁLVARO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por las venas de mis calles corren aguas,

llenas de poemas y correveidiles alternados

por paseantes de un lado para otro, despistados,

absortos en sus establos, molinos y fraguas.

 

Van caminando hacia sus quehaceres, 

van corriendo a sus labores cotidianas

en las frías, tempranas y aburridas mañanas,

desde la hora en que aparecen sus amaneceres.

 

Solitarias calles que de repente se llenan

a horas intempestivas de poetas andantes,

procurando historias como las de antes,

evitando aquellas algaradas que les apenan.

 

Entre los surcos labrados por las aguas

que corren por la avenida, pasean los amantes,

los tempraneros andantes de parajes cambiantes

con sus paraguas abiertos cubiertos de tapayaguas.

 

Por las venas de mis calles corretean los imberbes,

locuaces habladores sin labores ni quehaceres,

buscando por las venas de poetas los placeres

que añoran aventuras que por sus venas hierves.

 

¿Quien por las venas de mis calles pone cordura?

¿Quien acalla los correveidiles y dichos sin sentido?

Hazte a un lado poeta que vienen haciendo ruido,

¿Quien endulza esta vida, estos sabores de amargura?

 

Son las venas de mis calles por las que corren aguas

las que acallan y atenperan la voces y los sonidos,

son los paseantes poetas que endulzan los sentidos

son los sonidos de las calles regadas por las hurtaguas.

 

 

"Y EN EL FONDO TE DIGO"

Fdo.: Alfonso j. paredes

Todos los derechos reservados

Texto protegido por la L.P.I.

SafeCreative/Copyright


CRÍTICAS

     Reseñas de “Rincón de los Escritores”: “... Es excepcional y diré por qué: Hay muchos relatos en los cuales describen el dolor, la humillación, la muerte. No es novedad. Pero este texto lo expone apaciguada y serenamente. Con resignación. Aceptando el oprobio. Como algo maligno pero real. La prosa es cuidada y muy certera. Realmente, felicito al autor. Es una pequeña pieza maestra." “"El texto tiene un profundo sentimiento y ha sido escrito con amor. Cada palabra denota una alabanza. Todos podemos escribir como amamos a nuestro padre, pero este autor lo ha hecho en forma MAGISTRAL. No creo que otro texto de igual altura se escriba. Y digo por qué: Su texto es atemporal. No fija un lugar ni un tiempo concreto. Eso lo hace excepcional.   


ÁBREME TU ALMA

Y EN E FONDO TE DIGO

 

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       











Ábreme tu alma escondida en tu pecho

y dame paso para que entre a mirar

¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,

son palabras que vienen de otros mundos.

 

¿Quien dijo que al entrar me daba derecho

para poder en todas tus cosas espiar

y urgar como alimaña en tus pensamientos,

de prosenetas, chulos, gente y moribundos?

 

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada

que refleja el paso del tiempo y la tortura

que se esconde tras un muro de sonrisas,

lágrimas escondidas, suspiros sustentados en el aire.

 

¿Quien dijo que al entrar podría estar donde quisiera

y jugar al escondite sabiendo que murmura

tu alma, que llora por los rincones sumisa,

de tu ser que me consiente con todo el paire?

 

Ábreme tu alma y déjame entrar sen silencio

y caminar por sus recovecos, espacios sin límites,

huecos saturados de ripios sentimientos,

para llegar allí donde está la herida y poderla restañar.

 

¿Quien dijo que en tu alma no influencio

ni siquiera para poderte ayudar y darte un ápice

de esperanza, de via, de amor en el precioso momento

en que en este lugar a tu ser me dejaste entrar?

 

Ábreme tu alma y dejame jugar,

déjame que te quiera y te susurre al oído

que eres mi esperanza y mi mundo, 

eres la cura de este poeta que vaga sin rumbo.

 

 

"Y EN EL FONDO TE DIGO"

Fdo.: Alfonso J. Paredes

Todos los derechos reservados

SafeCreative/Copyaright

Imagen recopilada de internet